Etiquetas

, , , , ,

La expectativa de vida en Argentina mejoró, en promedio, 3,3 años desde 1990. Pero a nivel deportivo, esa frontera parece haberse extendido mucho más. Y el fenómeno también va de la mano de una “adolescencia tardía” y, cuando no, de una sobreexposición en las redes sociales.

“Al Aconcagua hay que subirlo como un viejo para bajar como un joven”. Si bien la frase, casi una máxima para los andinistas, no se refiere a la edad para intentar alcanzar la cima del coloso de América si no a la manera de encarar el desafío, en los últimos años hubo un claro cambio de tendencia en el público que enfrenta la montaña más alta del continente (6.962 metros). “El target cambió: hace 20 años eran montañistas jóvenes y ahora son más los turistas menos especializados que llegan principalmente desde Estados Unidos o Europa, mayores de 50 años”, explicó Nicolás García, de la empresa Grajales Expediciones. Se trata de un público de un nivel económico medio-alto, con excelente condición aeróbica y preparado física y mentalmente para enfrentar las dificultades que representa cada paso en el Aconcagua. Según datos oficiales, entre noviembre y enero más de 4.000 personas solicitaron permiso para acceder al Parque Aconcagua. Entre ellos, los mayores de 50 años son un 7,5% más que el año pasado. –

Continuá leyendo en: Contexto Tucumán

Compartió: Viviana Rodriguez – www.vivianarodriguez.com

Anuncios