Odiaba mirarse al espejo, pero la danza le devolvió la imagen que quería

No conforme con su cuerpo ni estilo de vida, Tatiana Iglesias se animó al cambio; el ballet fue la herramienta que guió su camino y le dio una motivación a su vida  – Por Jimena Barrionuevo – Diario La Nacion

 

Izquierda: en imágenes, el antes y el después de la transformación de Tatiana Iglesias
Izquierda: en imágenes, el antes y el después de la transformación de Tatiana Iglesias.

La vida de Tatiana Iglesias (23) era como la de muchas jóvenes argentinas que, sin una motivación clara que la ayudara a encarar cada nuevo día con alegría, se repartía entre su trabajo como productora de moda freelance y algunas horas por la tarde como empleada administrativa en la empresa familiar. Aunque se sentía aburrida, no estaba conforme con su cuerpo y llevaba una alimentación de la que no estaba para nada orgullosa, el cambio tardó en llegar. “Nunca me gustaron mucho las verduras y tampoco contaba con mucho tiempo ni para desayunar ni para prepararme algo para almorzar. Sólo cenaba en mi casa y el tema comida siempre había sido complicado. Al trabajar todo el día fuera de casa y tener poco tiempo, vivía comiendo galletitas o cosas simples que compraba como para salir del paso pero nada era saludable”, recuerda.

Fiel a su generación y atenta a las novedades que llevan y traen las redes sociales, un buen día se topó con una propuesta que llamó su atención. La disciplina había llegado hacía poco tiempo al país y ella sintió curiosidad: era ballet fitness, un método inspirado en el ballet clásico que combina ejercicios isométricos, cardiovasculares, de fuerza, elongación y resistencia que, adaptados a los movimientos de la danza clásica, elevan las pulsaciones y transforman el cuerpo. “Entré a la página para leer un poco más pero realmente no me animaba a dar el primer paso por miedo a quedar en ridícula, porque tenía vergüenza por mi peso y porque todas las chicas seguramente se iban a ver súper bien frente al espejo, iban a saber los pasos y yo estaría completamente fuera de lugar. Toda mi vida le escapé al espejo, odiaba mirarme porque siempre me veía horrible”, confiesa. Tatiana siempre había admirado a las bailarinas clásicas, conocía de principio a fin cada una de las películas que mostraban la trastienda de las academias de ballet pero algo en su interior le impedía ir tras su sueño.

“Hasta que un día dije basta, tengo que hacer algo porque me pasaba que iba a bailar con amigos y no me sentía cómoda, tampoco estaba conforme con la imagen que me devolvía el espejo o las fotos y siempre daba mil vueltas para vestirme porque nada de lo que me ponía me gustaba cómo quedaba en mi cuerpo. Pero sabía que necesitaba hacer un cambio tanto por mi salud y mi físico como por mi mente”, dice segura.

Espejito, espejito

Frente al espejo y con seguridad
Frente al espejo y con seguridad.

Tatiana no va a olvidar jamás su primera clase, estaba nerviosa, le temblaba el cuerpo pero sabía en su interior que había elegido el camino correcto. Comenzó de a poco, tomando dos clases por semana de una hora cada sesión. Terminaba cansada pero feliz. Y un sábado, en un evento especial que había organizado We Ballet Fitness, el estudio donde concurría supo que su cuerpo y su espíritu podían ir por más. Hizo tres clases seguidas, fueron intensas, conoció nuevos pasos de ballet y se animó a dejarse llevar por la magia de la barra. Entonces se decidió a comenzar un nuevo estilo de vida y entrenar todos los días.

“Aunque al principio me dolía cada músculo del cuerpo, con el correr de los meses mi cuerpo se empezó a acostumbrar y de a poco adquirí la capacidad de hacer nuevos ejercicios y posiciones sin sentir dolor. Con ese ritmo de entrenamiento no tardaron en aparecer los cambios a nivel estético. Fue todo muy rápido. La ropa me empezó a quedar grande, me veía mucho mejor en las fotos y bajé de peso. Me empecé a querer un poco más, a verme mejor. Antes de empezar ballet había dejado de arreglarme, me veía fea, pero la danza cambió mi autoestima. Estar mejor con el cuerpo y con uno mismo no sólo significa bajar alguna talla de la ropa sino pararte ante el mundo de una forma distinta y enfrentar cada día con seguridad”, relata la joven.

Para acompañar este nuevo estilo de vida, Tatiana también hizo algunas modificaciones en su alimentación. Siempre había hecho dietas estrictas, se había privado de comer lo que le gustaba, se quedaba con hambre y nunca había tenido resultados satisfactorios. Entonces decidió no proponerse objetivos inalcanzables sino medirse con las porciones, darse algunos gustos e incorporar frutas, verduras y frutos secos, que antes no consumía con regularidad. “Realmente es otra la energía con la que vivo ahora, no sólo tener una alimentación variada y saludable te ayuda sino que desde la cabeza lo vivís de otra manera. Aprendí a cuidarme y encontré lo que me gusta hacer: cada día me levanto con ganas de salir de la oficina para ir a entrenar porque no solo hago deporte, cuido mi salud, me divierto muchísimo con todas las chicas, somos una gran familia que se apoya en todo y cada clase la pasamos con toda la onda, muriéndonos de risa y siempre con desafíos nuevos”, reflexiona.

Aunque antes esquivaba los espejos, hoy Tatiana reconoce que encontró una nueva forma de mirarse: en las clases se mira para corregir pasos y posturas y, en la vida, para quererse un poco más. “Siempre fui alta y grandota y eso me acomplejaba. Pero aprendí que soy hermosa como soy”, concluye.

Tatiana en plena sesión de entrenamiento junto a sus profesoras, las bailarinas Mauara Mariussi y Natalí Aún Santiago
Tatiana en plena sesión de entrenamiento junto a sus profesoras, las bailarinas Mauara Mariussi y Natalí Aún Santiago.

La voz del especialista

Actriz, bailarina, instructora de Yoga Integral, impulsora de Yoga Booty Ballet en Argentina y embajadora de Reebok, Dafne Schilling comparte una reflexión sobre los beneficios de la danza.

 

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/2075462-odiaba-mirarse-al-espejo-pero-la-danza-le-devolvio-la-imagen-que-queria

Compartió: Viviana Rodriguez – www.vivianarodriguez.com  / http://vivianarodriguezblog.wordpress.com

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s